.

.

Su susurro.

Le miro por última vez a los ojos...Dios, sí que cuesta decir adiós. Su mirada grisácea me recorre de arriba abajo mientras de mis ojos comienzan a brotar lágrimas. "Te ha hecho daño", "te ha hecho daño", "te ha hecho daño"...Repite sin cesar mi corazón. Es cierto. No he de volver a verle, pero es inevitable caer en su encanto, en su voz, en su mirada, en su cuerpo, en su pelo, en sus palabras. Realmente es un ángel caído, un ángel que sólo provoca estragos en mi corazón, un ángel dañino como Lucifer, y es que cuando él me susurra de esa manera, cuando acerca tanto sus labios a mí rostro no puedo evitar caer en sus redes. Todo es culpa de ese susurro, ese susurro que es igual al de la tentación, al del pecado, al del peligro, al de Lucifer.

miércoles, 29 de enero de 2014

Bipolar Day.



Definitivamente era su día bipolar. Se levantaba por la mañana sin ganas ni de respirar, iba al instituto y al ver a sus amigas se animaba un poco más, pero al rato se molestaba por cualquier cosa que estas mismas hacían. Después llegaba a casa, estudiaba, escuchaba música y parecía que su día empezaba a mejorar, o al menos su ánimo, pero una vez más, cambió. Él le estaba hablando, enfadándose porque no le había hablado, diciendo que la gente decía que ella no le quería. Su estómago se comprimió considerablemente, los nervios recorrieron su cuerpo y el malestar la inundó. ¿Por qué? Tal vez se debía a su edad, al estar en la adolescencia, ella no lo sabía, pero se sentía extrañamente bipolar. Feliz, triste, feliz, triste. Así todo el día. Sentía que estaba a punto de estallar, así que cogió uno de esos libros que tanto le gustaban y se metió dentro de la historia, olvidando todo, los exámenes, el estrés, el malestar, a él. Todo. Respiró profundamente y pensó: “no todo puedo ir tan mal, a lo mejor es que estoy negativa, necesito pensar más positivamente o acabaré por volverme loca”. Sonrió por un instante, recordando la letra de una canción de su grupo favorito, que decía: cuando tengas un día malo, enciende la música y déjate llevar. Puso la canción y su traducción sintiendo, por primera vez en todo lo que llevaba de día, la seguridad y la tranquilidad expandiéndose por su pecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario