.

.

Su susurro.

Le miro por última vez a los ojos...Dios, sí que cuesta decir adiós. Su mirada grisácea me recorre de arriba abajo mientras de mis ojos comienzan a brotar lágrimas. "Te ha hecho daño", "te ha hecho daño", "te ha hecho daño"...Repite sin cesar mi corazón. Es cierto. No he de volver a verle, pero es inevitable caer en su encanto, en su voz, en su mirada, en su cuerpo, en su pelo, en sus palabras. Realmente es un ángel caído, un ángel que sólo provoca estragos en mi corazón, un ángel dañino como Lucifer, y es que cuando él me susurra de esa manera, cuando acerca tanto sus labios a mí rostro no puedo evitar caer en sus redes. Todo es culpa de ese susurro, ese susurro que es igual al de la tentación, al del pecado, al del peligro, al de Lucifer.

martes, 22 de abril de 2014

La caza.



Sus ojos me miraban como el depredador antes de cazar a su presa. Y yo, al igual que esta, sabía que me iban a cazar pero no podía huir pues sabía que mi destino era ese. Sus brazos aprisionándome contra la pared se sentían igual que las rejas de una celda, aquellas que dejan al prisionero sin libertad y le absorben la energía. Su respiración golpeaba con fuerza mi rostro arrastrando mi aliento con él, haciéndome perder la razón por completo. Quería gritarle que se apartara de mí, pero no podía, estaba tan hipnotizada por esos ojos, me sentía tan bien estando encerrada por su celda… ¿Qué podía hacer? Su cara estaba cada vez más cerca de mí, mis mejillas cada vez más sonrojadas, su sonrisa cada vez más grande.

<<Nunca me abandones, recuerda que tú eres sólo mía. >> 

Susurrando ese tipo de cosas en mi oído… ¿Cómo iba a evitar lo inevitable? Antes de que sus labios buscaran los míos, me puse de puntillas, lo agarré por la nuca y lo pegué a mí, mientras nuestras bocas se buscaban desesperadas. Los ojos de él aún estaban abiertos de la sorpresa. Pero yo ya no podía controlarme. Al fin y al cabo, que la presa sea cazada es algo que no se puede cambiar, y en esos momentos me encantaba ser cazada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario