.

.

Su susurro.

Le miro por última vez a los ojos...Dios, sí que cuesta decir adiós. Su mirada grisácea me recorre de arriba abajo mientras de mis ojos comienzan a brotar lágrimas. "Te ha hecho daño", "te ha hecho daño", "te ha hecho daño"...Repite sin cesar mi corazón. Es cierto. No he de volver a verle, pero es inevitable caer en su encanto, en su voz, en su mirada, en su cuerpo, en su pelo, en sus palabras. Realmente es un ángel caído, un ángel que sólo provoca estragos en mi corazón, un ángel dañino como Lucifer, y es que cuando él me susurra de esa manera, cuando acerca tanto sus labios a mí rostro no puedo evitar caer en sus redes. Todo es culpa de ese susurro, ese susurro que es igual al de la tentación, al del pecado, al del peligro, al de Lucifer.

miércoles, 15 de julio de 2015

¿Amigos?


La decepción y la desconfianza se han convertido en mí pan de cada día. ¿Quién hubiera dicho que yo me convertiría en una persona desconfiada?  Supongo que si soy así es por algo, ¿no? 

Han sido infinitas veces las que me he preguntado el porqué debo confiar en alguien, porque al fin y al cabo siempre me acabo sintiendo una mierda y eso duele todavía más cuando viene de alguien que no te lo esperas. Repites en tu cabeza mil millones de veces por segundo ¿por qué yo, por qué a mí? Sé que no a todo el mundo puedes caerle bien, es lógico, pero lo que no es lógico es que gente que lo era todo para ti lo haga, te traicione, te clave la espada por la espalda y que después niegue su culpa y se excuse echándote la culpa a ti. 
 
Y esos pensamientos me llevan a otra pregunta: ¿De verdad existen amigos? 

Ahora quién quiera que seas y estás leyendo esto pensarás que obviamente sí y sin quererlo aparecerán en tu mente ciertas personas. Admito que puede incluso que tengáis razón, a pesar de que sea algo contradictorio a mí anterior comentario, claro que eso se basa en el concepto de “amistad” que tiene cada uno.

Para mí un amigo es ese que aunque la cagues hasta el fondo estará ahí para apoyarte, es ese que ríe, llora, y pelea contigo, aquel que te cuenta sus cosas privadas y tú a él las tuyas, aquel que sabe que estás a punto de venirte abajo con sólo una mirada, un amigo es esa persona que va a estar a tu lado siempre, no importa el tiempo, el lugar o las circunstancias. 

Eso es lo que yo entiendo por amigo, pero he sufrido tantas decepciones que ya no soy capaz de confiar en alguien que no sea mi hermana o mis padres, ellos al fin y al cabo son siempre los que han estado a mí lado, apoyándome.


No hay comentarios:

Publicar un comentario